Mis reflexiones sobre el Congreso de Coeducación de Leganés #Coeducamoscongreso #Skolae

Muy buenas a todas,

No quiero dejar pasar ni un momento más antes de sentarme frente a mi teclado e intentar volcar lo sentido, vivido, aprendido, reído, y soñado durante este fin de semana en Leganés. Sé que es misión casi imposible, pero necesito sacarlo y compartirlo con el resto de personas que acudieron al I Congreso Internacional de Coeducación, así como con el resto de personas que no tuvo la suerte de poder asistir.

Llegamos el sábado por la mañana mi hija y yo, y ya sólo al ver las mareas de mujeres que iban llegando al auditorium de la Universidad Carlos III de Leganés, sabíamos que íbamos a formar parte de la historia. He tenido la gran suerte de poder asistir, e incluso organizar, bastantes actividades formativas y congresos, pero lo que se ha respirado en estos días en ese Auditorio no es descriptible, me faltan palabras. Y eso sólo al entrar…¡aún no habíamos tenido la suerte de escuchar a ninguna de las grandes personas ponentes que teníamos en el programa!

Porque cuando ya sólo desde la inauguración, donde comúnmente se tratan sólo de palabras protocolarias, comenzamos a tener la piel de gallina al ver la foto de Carmen Alborch presidiendo la sala, y escuchando las palabras tan comprometidas de Soledad Murillo, ya sí que estábamos seguras de que este congreso iba a ser grande e histórico. Y era sólo el comienzo…

Amparo Tomé y Marina Subirats, imponentes, increíbles, imposible llenar más con su sola presencia; nos pusieron en perspectiva dándonos su visión del viaje de la coeducación en los últimos 40 años. ¡Cuánto se ha hecho y cuánto queda por hacer! Gracias maestras.

Posteriormente Paqui Vega nos hizo una rápida pero precisa presentación sobre la legislación en nuestro ámbito, tan necesaria para sostener las bases de nuestro discurso.

Carmen Ruiz estuvo sublime, he tenido la gran suerte de escucharla en muchas ocasiones, y en muchos ámbitos y situaciones diferentes, pero el sábado fue… mágico. Gracias Carmen, siempre gracias.

Y llegamos a uno de los momentos clave de la jornada y del congreso desde mi punto de vista, y es ver, sentir como una mujer política, María Solana, consejera de Educación y portavoz del Gobierno de Navarra, se emocionaba al contarnos su #Skolae. Eso sí que es imposible de describir, ver como una política tiene los ojos totalmente encharcados porque cree de verdad en lo que hace. A mí, personalmente, me ha demostrado que otra política es posible, porque personas como ellas son las que dignifican el oficio. Gracias María, gracias Pilar Mayo, gracias gobierno de Navarra por apostar valientemente por llevar a las aulas el mandato legal que tenemos, que no es otro que el de la igualdad. Hasta ahora no habíamos tenido la suerte de contar en España con políticas que hicieran una apuesta real por ello, más allá de propuestas que se quedaban en papel. Skolae va más allá, pretende bajar a nuestro alumnado, profesorado, centros y familias el trabajo, y acompañar a todas las actrices y actores en este proceso. Gracias, gracias y mil gracias, y no os desaniméis ante los ataques brutales de la ultraderecha, nos siguen diciendo que vais en el buen camino.

Y tras la comida me seguía en la cabeza lo vivido, las imágenes de esas dos grandes mujeres defendiendo en lo que creen, y fue cuando tuve que publicar este tweet…

Sé que la la solución no es irnos a vivir a Navarra, sino que consigamos que nuestras administraciones autonómicas hagan bandera de programas  como #Skolae, y creo que nos equivocamos totalmente si creemos que esto va de «pequeños nacionalismos», de si Andalucía u otras comunidades también hacen; va de igualdad, de que todas y todos queremos gobiernos que hagan una apuesta política real por la igualdad, y si ahora es Navarra la que ha decidido lanzarse y defender a capa y espada su proyecto, nos deben encontrar con ellas defendiendo en lo que creemos, que no es más que la IGUALDAD REAL ENTRE HOMBRES Y MUJERES.

Y en esas reflexiones estaba cuando de pronto escucho a Miguel Ángel Arconada, brutal en primer lugar por lo inesperado, y en segundo lugar y sobre todo por sus palabras, dichas desde la calma, la tranquilidad pero sin perder un ápice de fuerza, IMPRESIONANTE

El resto de personas ponentes de la tarde (Chis Oliveira y Elena Fernández) fueron también grandes, poniéndonos ejemplos de como podemos llevar la igualdad a nuestras aulas, y siempre todo esto aderezado con el humor de Marian Moreno entre ponencia y ponencia. No pude quedarme a la ponencia de Pamela Palenciano, y me dio muchísima pena, pero por lo que oí fue otro de los grandes momentos del congreso. 

Y el domingo amaneció frío…pero con cada paso que nos acercábamos a la Carlos III de Leganés se iba levantando el frío, y es que eran las 9’30 de la mañana y ¡estaba el auditorio lleno! Y primera grata sorpresa…ver a la azafatas y azafatos vestidos de calle, atendiendo a la demanda de la tarde anterior de Marian. Seguíamos con ganas de más, y la mañana no defraudó, aprendimos muchísimo sobre la publicidad, gracias a Isabel Menéndez y Marta Fernández, y consiguieron activarnos aún más. 

Posteriormente Erick Pescador volvió a hacernos reflexionar sobre las sexualidad masculina. Seguida de Mercedes Sánchez Vico, con una ponencia desde mi punto de vista demasiado centrada en intentar demostrar que en Andalucía también se hacen cosas por la igualdad. Como comentaba anteriormente opino que nos equivocamos si seguimos en esa línea de intentar defender quien hace más. Como bien decía Marina Subirats (creo recordar) «no nos dividamos», debemos tener claro cuál es nuestro objetivo, la igualdad, y estar todas subidas a ese tren defendiendo nuestro ideal. Está claro que en Andalucía, como en el resto de España, estamos trabajando muchas personas por la igualdad, pero debemos tener también la capacidad de entender que ahora mismo #Skolae va por delante nuestro, subámonos a ese tren y así conseguiremos mayor fuerza. 

Y para rematar Chus López tuvo la difícil misión de clausurar un congreso que nadie queríamos que terminase. Gracias Chus por hacernos reir, me quedo con las ganas de escucharte más tiempo sobre la Educación Física y la coeducación. 

Poco, muy poco más que añadir, sólo compartir con todos y todas vosotras mi emoción y la de mi hija, sé que ha sido un aprendizaje increíble para mí, pero presiento que no sabré la increíble influencia que tendrá este congreso en mi hija. Gracias Yolanda por permitirme que me acompañara, gracias Marian por tu complicidad con ella, gracias Carmen por ser su referente y gracias a María por acercarte a ella, bajarte a su altura y recibir los dibujos que te hizo en defensa de #Skolae. Asimismo gracias a todas las personas asistentes al congreso, nada habría sido igual sin vosotras. 

Esperando a la próxima… Nos vemos…