Un artículo de opinión para analizar

Hola muy buenas tardes.

Resulta que hoy estaba yo tan tranquila echando un vistazo por twitter, leyendo algunas recomendaciones y de repente me encuentro con una AAAAAAAAAGGGGGGHHHH  y un enlace a un artículo de MujerHoy. Un artículo escrito por Edurne Uriarte (por si no la conocéis deciros que suele salir en algunos debates televisivos, y además fue la mujer de nuestro actual ministro de Educación, Wert).

Pues bien, cuando vi ese AAAAAAAGGGGGGGHHHHHHHHH y leí las primeras líneas del artículo empecé a alucinar, si no lo habéis leído, por favor pinchad en el enlace y leedlo (si conseguís llegar al final ya tiene mérito).

Algunas «perlas» que podremos leer son:
– Una experiencia vivida hace unos días me ha llevado a concluir que estoy atravesando una época de un enorme equilibrio espiritual. Sin necesidad de un psicólogo que me lo certifique, porque he tenido una prueba contundente: mi reacción al horror de que un camarero arrojara ¡una copa entera de vino! encima de mi último bolso Gucci. Recalco lo de último porque como tal último es el más querido y lo de Gucci por lo que me había costado. Y ni así me alteré. 


– Lo que demuestra que pertenezco a ese amplio grupo de mujeres apasionadas de los bolsos que debe de ser comparable, supongo, al de los hombres amantes de los coches. Con la diferencia de que lo de los coches me cuesta un poco más entenderlo y lo de los bolsos hace que sienta un poco de compasión por los hombres, por lo complicado que es para ellos llevarlos, a no ser que seas gay y puedas hacerlo sin que te miren mal. 

– Pertenezco es ese grupo de mujeres que una amiga mía llama Barbie Complementos. Y lo asumimos encantadas, nos divertimos siendo Barbies Complementos, no lo vamos a negar, aunque a veces nos critiquen por ello. Piensan algunos que esa pasión por los bolsos debe de tener algo que ver con la exhibición de estatus
, como lo de los coches y los hombres, lo de la presunción de poder a través del coche, de su marca y de sus caballos. Puede que sí, que haya algo de eso. 

Os prometo que no me invento nada, simplemente «he copiado y pegado». No se que os parecerá a vosotras y a vosotros, a mí personalmente me parece muy frívolo, machista, homófobo, denigrante para la mujer y sobre todo muy poco realista, en el sentido de que como puede esta mujer decir que está viviendo en una sociedad española actual, yo creo que vive en los mundos de Yupie, por lo menos…

Lo dicho una perla que nos deja este domingo de final de verano